TIPS PARA CONTRATARTE
Imagen
TIPS PARA CONTRATARTE
   
COMUNICÓLOGOS
ARQUITECTOS
La elaboración de un CAE:
CONTADORES
CAPTURISTAS
PRO-EMPLEO A.C.
AUXILIARES
ATENCION A CLIENTES
TIPS PARA CONTRATARTE
imagen
Aunque en realidad no existen recetas de cocina en el dificil arte de conseguir empleo; si podemos asegurarte de que tarde o temprano te verás obligado a llenar una solicitud, presentar un currículum, enfrentar una entrevista, presentar exámenes psicólogicos, etc. A continuación te presentamos una serie de sugerencias basados en recopilaciones emitidas por expertos involucrados directamente en la contratación de empleados, puedes estar seguro de que estas recomendaciones son una llave que te abrirá muchas puertas más adelante:

Estas podrían ser 5 preguntas que te formularían para conocer más acerca de tí, ¿sabrías cómo responderlas?:

¿Prefieres trabajar en equipo o solo?
¿Cuál es tu idea de éxito?
¿Qué te motiva de un trabajo?
¿Cómo te visualizas dentro de 5, 10 ó más años?
¿Por qué escribiste a esta oferta?

Además de las preguntas orientadas a tu personalidad, existen otras cuestiones relacionadas con tus habilidades y experiencia; por lo que muchos empleadores querrán indagar acerca de tu desempeño en trabajos anteriores y de cómo haz adquirído experiencia, incluso el que no la poseas, ya que para algunas funciones es mejor no tenerla, por lo que te pedimos tengas en mente el cómo responderás a los siguientes cuestionamientos:

- ¿Por qué cambiaste de trabajo?
- ¿Te aburrías en tu anterior trabajo?
- ¿Cómo te llevabas con tu jefe directo?
- ¿A qué edad empezaste a trabajar?
- ¿Por qué haz abandonado trabajos anteriores?
- ¿Qué funciones te gustaba más desarrollar?
- Describe el anterior empleo que desarrollaste.
- ¿Qué referencias crees que nos dará tu anterior jefe?
- ¿Por qué has cambiado tantas veces de empleo?
- ¿Cómo sería tu trabajo ideal?
- ¿Te consideras una persona fácil de dirigir?

Aptitudes para el puesto

Adaptarse al puesto de trabajo es básico (horarios, sueldo, distancia, proyección a mediano y largo plazo, etc.) es conveniente analizar estas cuestiones antes de responder a una propuesta de trabajo. Si estamos seguros de que el puesto es para nosotros, debemos saber vender nuestra historia al entrevistador.

¿Qué podrías aportar tú a este puesto?
¿Por qué te interesa este puesto?
¿Cómo encaja este puesto a tu carrera profesional?
¿Qué te podría motivar acerca de las posibles funciones que tendrias que desarrollar?

Para poder contestar a cada una de estas preguntas, debes estar perfectamenete compenetrado con ellas a fín de ser elocuente y sobretodo debes tener en cuenta algunos consejos fundamentales:

Mentiras: evita a toda costa mentir; pues tarde o temprano las cosas caen por su propio peso.

No critiques nunca a antiguos jefes: Cualquier tipo de comentario que hagas en detrimento de algo o de alguien puede perjudicarte.

No hables por los codos: Una entrevista es exactamente igual que la venta de un bien o servicio, al "vender tus servicios", dale oportunidad al "comprador" de saber exactamente que ventajas tienes sobre otros, permítele saber de tí, sin llegar a acaparar la entrevista o ser muy cortante. Contesta lo que el quiere saber y sobre todo no lo interrumpas.

Postura y actitud: Mantén una postura adecuada; cuida tu tono de voz y consigue ser natural. Evita actitudes retadoras y/o defensivas.

Comunicación no verbal. No mantengas nunca una mirada agresiva, no pierdas el control emocional. Colabora siempre con tu interlocutor.

T E S T
¿Cómo es tu desempeño en las entrevistas?

Es muy importante en las entrevistas de trabajo crear una buena impresión. Pero... ¿Cómo es esto? Pensamos que con mantener una postura formal, ir bien arreglados a la entrevista y tener un buen currículum basta. Nada hay más lejos de la realidad. Recuerda que en las entrevistas estás compitiendo con muchos otros candidatos que tienen una experiencia similar a la tuya. ¿Porqué habrían de quedarse contigo? Hay muchas otras cosas que están evaluando. No pienses que porque tienes una buena trayectoria laboral es suficiente: El siguiente test te va a ayudar a evaluar cómo te desenvuelves en las entrevistas, aquí se están analizando cuestiones de tipo personal y laboral, tómate un tiempo para pensar las respuestas y trata de ser, lo más objetivo posible, mírate en el espejo y contéstalo como si fuera otra persona la que estuviera contestando estas preguntas, así ya partes de una base sabiendo cuáles son los puntos clave que hay que mejorar.

1. Cuando voy a las entrevistas mi arreglo personal es:

a) Arregladísimo, cuidando cada detalle de mi persona, desde el pelo bien cortado, la ropa bien planchada y limpia, los zapatos impecables, en general un aspecto muy acicalado.
b) Normal, como si fuera un día normal de trabajo ni mejor, ni peor.
c) No le doy demasiada importancia, nunca he averiguado cuál es el arreglo adecuado para las entrevistas de trabajo, me pongo lo que sea, en realidad lo que importa es quién soy, no mi arreglo.

2. Mi desenvoltura en las entrevistas es:

a) Soy muy extrovertido, trato al entrevistador como si fuera un viejo amigo, con el debido respeto.
b) Normal, depende del entrevistador, si él es buena onda conmigo yo le correspondo siempre con la debida formalidad. Si el es seco yo soy seco también. Una entrevista es un acontecimiento muy importante y no debemos quitarle la seriedad que tiene.
c) Me pongo muy nervioso en las entrevistas, en realidad soy mucho más serio y formal en una entrevista que como soy en la vida cotidiana.

3. Mi trato en las entrevistas es:

a) Amigable y cordial, tengo sentido del humor, hago tanta química con el entrevistador que a veces hasta nos hemos hecho amigos.
b) Serio, el entrevistador me está evaluando, tengo que tener mucho cuidado en no “meter la pata”.
c) Soy muy seco, y es que siempre los entrevistadores que me tocan son muy hostíles conmigo, siento que por algo yo siempre les caigo mal.

4. Mi conversación en la entrevista es:

a) Rompo el hielo, empezamos con una plática informal propicio el diálogo. Yo soy responsable en parte de los temas que se van a tratar.
b) Normal, contesto lo que me preguntan nada más, tal vez yo le hago una o dos preguntas en el transcurso de la entrevista.
c) Me limito a contestar brevemente lo que me preguntan.

5. En la empresa en la que me entrevisto:

a) Averiguo a fondo lo que hacen, el giro de la empresa, ¿dónde está su casa matriz?, ¿cuánto tiempo llevan de operaciones en México?, ¿qué filiales tiene?, ¿en dónde está su planta?, ¿qué marcas trabajan?, ¿cuáles son sus competidores?, etc.
b) Averiguo lo mínimo, esto es, si es una empresa de giro conocido, ya no averiguo, pero si no sé nada trato de saber por lo menos qué hacen.
c) Muchas veces llego a la entrevista y no tengo ni idea de lo que hacen, para eso es la entrevista después de todo, para que nos conozcamos mutuamente.

6. Mis modales.

a) Cuido mucho el decir por favor, gracias, agradezco el tiempo que me dieron para la entrevista, nada más.
b) En realidad no me fijo mucho, soy como siempre soy en la vida cotidiana.
c) Soy exageradamente educado, mantengo mucho mi distancia, soy tan atento que a veces caigo un poco en lo servil, a todo mundo le hablo de usted y pido disculpas continuamente. Es por mi afán de caerle bien al entrevistador.

7. Lenguaje corporal.

a) Mantengo una postura cómoda, mantengo los brazos separados del cuerpo, me desabrocho el saco, sonrío y a veces si hay algo que lo amerite me río. Me siento en la parte de atrás de la silla y no me toco la cara en lo más mínimo. No uso ni bigote, ni barba ni lentes. (Barreras).
b) No cuido mi postura, a veces sí me cruzo de brazos o me toco la cara o me rasco. Nunca me fijo en realidad. (Tengo o bigote o barba o lentes).
c) Me pongo muy rígido, me siento en la orillita de la silla y pongo mis manos en medio de mis rodillas, o me cruzo de brazos y piernas. Tengo barreras inconscientes, como un fleco grande, lentes y bigote o barba.

8. Contacto visual.

a) Cuido mantener un contacto visual adecuado con el entrevistador, si el me habla lo miro fijamente y mantengo mi postura inmóvil, si yo hablo, lo veo a los ojos pero no tan intensamente.
b) No tengo la menor idea no me he puesto a pensar qué tanto tiempo mantengo la mirada de mi interlocutor.
c) Me cuesta trabajo ver a los ojos al entrevistador, me pongo muy nervioso.

9. Voz.

a) Cuido mucho cómo modulo la voz, sonrío, hablo fuerte, mis palabras son claras y vocalizo adecuadamente.
b) No tengo idea, en realidad nunca me he fijado.
c) Mucha gente me dice que hablo muy bajo, o tengo la voz chillante o es difícil entenderme porque arrastro un poco las sílabas.

10. Contenido de la entrevista.

a) Me preparo adecuadamente, no sólo averiguo de la empresa sino que hago un resumen de mis logros más relevantes para que en el momento oportuno los mencione. Preparo con anticipación las preguntas que me van a hacer y cómo las voy a contestar así como las preguntas que yo le voy a hacer al entrevistador.
b) Contesto lo que me preguntan tratando de contestar lo mejor posible pero en realidad nunca preparo nada. Pregunto en ese momento lo que se me ocurra.
c) La mayor parte de las veces me arrepiento de lo que contesté y por eso muchas veces salgo decepcionado de las entrevistas. Nunca pregunto nada.

Evaluación:
Por cada pregunta que hayas contestado la respuesta “a” ponle 5 puntos, por cada respuesta “b” ponle dos puntos y no pongas ningún punto por cada respuesta “c”.

De 35 a 50 Puntos. Grupo A, eres una persona muy cuidadosa, en realidad alguien como tú no debe tener ningún problema en encontrar trabajo. Es difícil encontrar una persona que se comporta a la perfección en las entrevistas y eso hace que las empresas se interesen mucho por ti. Para ti es muy fácil poder negociar un buen sueldo.

De 10 a 35. Grupo B, eres del promedio de la población, esto significa que si dentro del grupo de personas que se están entrevistando para el mismo puesto que tú hay alguien del Grupo A. Ya perdiste una buena oportunidad. Es difícil que puedas negociar un sueldo, tendrás que atenerte a lo que te quieran pagar.

De 0 a 10 Puntos. Grupo C, debes llevar mucho tiempo batallando para encontrar un empleo o si acabas de empezar a buscar trabajo no vas a tener la mejor de las suertes, debes cuidar muchos aspectos de tu desempeño en la entrevista para que no llegue el momento que por desesperación te contrates a un precio bajísimo, recuerda que a ti te tienen que contratar por bueno, no por barato.

Errores más comunes en la entrevista:
Este tipo de situaciones en el momento de la entrevista pueden parecer muy normales para aquellos candidatos que llevan mucho tiempo buscando trabajo, pero cometer alguno de estos errores puede costarte la oportunidad de emplearte, por lo que sugerimos cuides los siguientes detalles:

- Tan mal es presionar para saber la decisión de sobre si te contratarán como el de decir que tienes otras ofertas de trabajo por considerar. Abstente a toda costa de ejercer alguna clase se presión.

- No esperes que te hagan una oferta en la entrevista.

Otro tipo de errores que muchas veces pasamos por alto son:

- No ser puntual a la cita.
- Ser demasiado confianzudos, te sugerimos tratar siempre a tu entrevistador de usted.
- No ir impecablemente vestidos a la entrevista.
- No conocer a la empresa que te está entrevistando.

- Querer averiguar el sueldo en las primeras etapas de la entrevista.
- Saludar de beso al entrevistador/a.
- Ser poco amable con la secretaria o recepcionista.
- Ser exageradamente tímido o servil.
- Tocarnos demasiado la cara en la entrevista.
- Sentarnos en la silla en posición de descanso con el codo en el escritorio del entrevistador y la cabeza detenida con nuestra mano.

Antes de despedirte en una entrevista:
Asegúrate de haber cubierto todos los puntos que querías. Si no lo hiciste, menciona rápidamente.

- Como ejemplo: Disculpe, me parece conveniente mencionar que…, también he adquirído experiencia en software tailandés, olvidé decírselo pero considero que es un requisito importante para este trabajo. ¿No es así?
Pregunta cuál es el siguiente paso a seguir:
- Lic, o Sr. O Srta. (procure siempre nombrar por apellido) , ¿Qué sigue?

- Si para el miércoles de la semana que entra (por ejemplo), no me han llamado. ¿Le importaría que yo le hiciera?.

- No preguntes por retroalimentación de la entrevista. Ejemplo: ¿Cómo me viste? ¿Tú crees que haya chance para mí? ¿Qué te parecí? ¿Soy el mejor candidato hasta ahorita o hay otro? ¿Te caí bien?

Este tipo de preguntas sólo muestran inseguridad y son igual de odiosas que el compañerito de escuela que llegaba a decirnos. ¿Quieres ser mi amigo? En ese momento el pobre quedaba descartado de nuestra lista de amistades sólo por insistente, aunque en el fondo fuera una buena persona.

Antes de despedirte agradece el tiempo que se te dió.
Despídete de mano del entrevistador con un apretón amable y firme.
Despídete verbalmente de la secretaria o recepcionista, de la empresa a la que fuiste. Recuerda a ellas también las quieres de tu lado no contra ti.
 
Pulse aquí
Página de inicio